La pérdida de uno o ambos testículos debido a la genética, cáncer o un trauma puede ser difícil para un hombre. Un implante testicular puede utilizarse para reemplazar estéticamente el testículo faltante.

La mayoría de las personas no están familiarizadas con la existencia de los implantes testiculares (PDF). La razón es la comprensible resistencia de los pacientes que pasaron por este tratamiento a hablar de su situación. Sin embargo, la intervención en sí se sabe que es fiable y segura.

es-es